martes, 7 de marzo de 2017

Vicente García Ruiz, un médico en África.


Hace tiempo que deseaba subir a este blog el retrato de una persona  singular y con un historial lleno de interés, un ampuerense fallecido en Santander en 2014 y poco conocido en el pueblo. Era uno de los hijos de Carlos García, cuya casa familiar se encontraba en el edificio donde estuvo la Ferretería de Isaías o donde se sitúa la consulta de Juan Garmendia, el dentista.
Vicente García era médico y llegó a ejercer en San Pedro de Soba y luego se tituló en París en medicina tropical, “recibió la llamada” del continente africano donde ejerció su profesión quince años en el Congo. Foto de Andrés Fernández, extraída de "El Diario Montañés". Vicente García posa con un colmillo de elefante en su casa de Santander.

En una entrevista que le realizó Mariña Álvarez, en “El Diario Montañés” hará unos años, mencionaba, al estilo de la película de “Memorias de África”: “Yo vivía en una casa sobre el río, cerca del hospital, era el único médico en 500 kilómetros de selva”.

Vicente García hablaba francés e idiomas locales como el lingala y también se entendía en swahili, además de un inglés coloquial. Tenía barco y armas y le gustaba la caza. Contaba en la entrevista que en una ocasión: “Fui a rescatar a unas monjas en una rebelión de los simbas contra los mercenarios, que se rebelaban a su vez contra las tropas de Mobutu. Navegamos 80 kilómetros por el río para llegar al otro lado. Pasé la noche solo, armado con un cuchillo, muerto de miedo. Y las monjas decidieron quedarse donde estaban”.

En 1978 volvió a Cantabria para trabajar en la Seguridad Social pero África le siguió llamando y ha recorrido en distintos viajes Ruanda, Tanzania, Uganda, Benin, Chad y Kenia. Ha filmado circuncisiones femeninas, fue testigo de muchas ceremonias y ritos, y ha pasado noches en vela escuchando el “tam-tam”. Señaló también que el África de las películas se acabó. “Ahora es sida, emigración… un continente mártir”
Su rincón favorito era el país de los pigmeos “porque se conserva intacto, son selvas inmensas, pero creo que le pasará como al Amazonas”.

 La última vez que hablé con Vicente García fue poco antes de su muerte durante una breve visita que realizó a Ampuero,  barajaba con ilusión publicar un libro con sus vivencias en África porque tenía muchas páginas escritas y muchas fotografías.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada